29 Picóscares


29 Versiones de mi mismo, roles, profesiones, parentescos, momentos, facetas... 
Yo y mis otros yo.
(yo = tu = nosotros)
Ejercicio como método de análisis, meditación y recordación pero nunca como definición personal.


29. Picóscar:
Me llamo Óscar Fabián Pico Rangel. Mi nombre bellamente se puede contraer: Picóscarangel. Hace un tiempo pude encontrar un mensaje oculto uniendo los significados de cada uno de mis nombres: soy El Ángel Creativo y Responsable en el Infinito Filo de la Lanza Divina. Algo me habla sobre mi fertilidad y potencia, sobre mi razón y función de vida. Picóscar puede ser una figura idealizada de mi o una síntesis imperfecta. Para muchos sería un personaje virtual, para mi un intento de seudónimo artístico. No quiero definirme, quiero mi multiplicidad, olvidar mis límites, no encerrarme en ningún género, nacionalidad, raza y mucho menos en un nombre. Habrá que rebautizarse, Picóscar tarde o temprano se tiene que desintegrar.


28. Niño:
Nací el 22 de diciembre de 1982 a las 10 pm (unos días prematuro) en el hospital militar de Bogotá. Fui un tierno y bellísimo niño. Era muy obediente, extremadamente tímido, bastante sobreprotegido por mi mamá, me enfermaba frecuentemente de los pulmones, era muy inteligente y excelente estudiante... No me gustaba salir a jugar en el barrio, pero me encantaba ir al colegio, era bueno jugando fútbol (hasta que todos crecieron menos yo). Compartía las tardes en mi casa luego del colegio (y en vacaciones) con mi hermanita inventándonos juegos o viendo televisión. También fui un niño solitario; mis padres trabajaron muchísimo durante mi niñez, tuve pocos pero muy buenos amigos. No tengo tantos recuerdos, pero puedo asegurar que hubo alegría. Aún quiero seguir jugando.


27. Adolescente:
Cuando tenía 16 años aparentaba tener 13. Viví un desface respecto a los demás jóvenes que me rodeaban, algo que seguramente influyó en como asumí mi adolescencia. Podría decir que mi niñez duró más de la cuenta y que mi adolescencia la vivo, en algunos aspectos, hasta hoy. En la búsqueda de integración a la sociedad me encontré, por ejemplo, con el skateboarding y con la actitud y la música grunge. Depresivo, antimaterialista, pesimista e inconformismo existencial. En el sentido romántico-sexual fui demasiado solitario y casto. Hasta hoy tengo ciertos arrebatos irresponsables, a veces siento que soy inmortal y que no envejeceré, pienso de más en mi vida amorosa-erótica y busco la compañía de un parche (cinéfilos, fiesteros, melómanos del ruido, etc). Ya casi crezco; quiero ser adulto.


26. Vil:
He hablado bastante bien de mi pero también tengo oscuridad. Me detesto y me avergüenzo de mi por ser ocasionalmente egocéntrico, egoísta, narciso, envidioso, perezoso, abúlico, adicto, dependiente, mediocre, desagradecido, mentiroso, quejumbroso, infiel, morboso, lujurioso, incoherente, procrastinador, obsesivo, discriminante, pesimista, sucio, ridículo, aburridor, mal hijo, mal amigo, mala pareja, mal hermano, mal humano, etcétera... Soy un desgraciado odiable, parte de la plaga más macabra de la tierra. No quiero conformarme a mis vilezas, lucho por ser mejor persona.


25. Realizador Audiovisual:
Cuando niño uno de mis juegos solitarios más intensos era imaginar mi vida como un programa de televisión... En el proceso creativo audiovisual no siempre interviene una cámara. Se está haciendo audiovisual al idear y escribir historias y/o imágenes, al pensar en el lenguaje, personajes, diálogos, al concebir escenarios, objetos y vestuarios. Por mi parte he realizado algunos ejercicios pero más allá he ido creando una concepción propia del cine con toda la pasión, amor y libertad, un criterio que se verá reflejado en mi obra futura. Soy aún un preartista que sueña ser cineasta (cine=arte audiovisual). Muy pronto y no sólo en cines, nuestro primer largometraje cinelibertario y otras obras donde estará lo que he venido creando en estos años.


24. Amigo:
Mis amig@s: hermanas y hermanos que elegí y/o me eligieron. Otro de los milagros de la vida es encontrarse con personas para compartirla, gran fortuna esta sincronía espacio-temporal-existencial. Amig@s del colegio, del barrio, de la universidad, del cine, del arte, de la fiesta, de internet... gran afecto profundo y sublime gratitud por todo lo que me han brindado. Quiero ser cada día un mejor amigo, colaborar en la felicidad y la plenitud de todos mis amad@s. Que nuestros lazos sean cada día más nobles, útiles y conscientes. Desde ya abrazo cariñosamente a mis futur@s amig@s.


23. Espiritual:
No soy ateo, pero tampoco soy parte de alguna religión (en todas hay sabiduría pero en todas hay cáncer). Dios: inefable, inexplicable, inimaginable... No es un ser. A la pregunta: ¿Ud cree en Dios? no se responder. ¿a qué imaginario de Dios se refieren cuando me preguntan? ¿Qué es creer en Dios? ¿Creer en la existencia de Dios? Yo existo. ¿Creer en lo que dice Dios? No hay textos sagrados sino lecturas sagradas. Sólo se divaga cuando el intelecto habla de lo divino. Quiero ser cada día más receptivo para sentir la divinidad, que mi cuerpo sea un templo, entregarme al Dios interior que me habita, ser su puente de amor, accionar su sabiduría, la Conciencia. Seré un santo civil.


22. Cocinero:
Uno de mis más recientes roles, de los más importantes en la vida. En octubre 2011 me propuse aprender a cocinar con la ayuda de mi mamá durante todo el mes. Ella me ha alimentado desde nacimiento y sentí que más vale tarde que nunca dejar tanta dependencia gastronómica. Hoy ya me se defender culinariamente, ya no tengo dos manos izquierdas en la cocina y me da curiosidad explorar más recetas, platos, dietas y alimentos. Algún día comeré un pescado preparado por mi. Al parecer tengo buena sazón.


21. Ciclista:
Mi cicla se llama Noria y la compré en 2006 con mis ahorros. En los últimos 2 años me he vuelto un completo ciclista urbano. Varios conocen mi aversión contra los buses. No comprendo como la gente puede desperdiciar 2 horas diarias en estos infiernos en ruedas durante muchos años estudiantiles o laborales. La sensación vital de hacer recorridos en bicicleta es parte de mi felicidad actual: mi corazón es el motor, mis piernas son alas. Bogotá es una ciudad complicada y más su clima invernal, algunas veces me detiene la lluvia y las largas distancias. Tengo un reto esperándome: Viajar hasta La Vega (64kms), espero no desintegrarme en el intento.


20. Actor:
Soy un diletante de la actuación. He hecho unos cuantos talleres de teatro y actuación para audiovisual, con dos motivaciones: 1) autoconocimiento, dejar tanta timidez, expresarme mejor en la vida, 2) Por mi vocación de cineasta, ¿cómo dirigir a un actor si no se qué es actuar? En estas experiencias interpretativas he aprendido muchísimo: manejo de mi cuerpo, de mi voz, saber ver y verme, invocar emociones y manifestarlas, concentrar mi imaginación, relacionarme con los demás actores en escena... y muchas otras cosas. Sentir ese nerviosismo previo a una presentación o grabación es algo que hace sentirse vivo. Me es aún muy difícil dejar de ser yo, siempre traté de invocar en mis personajes alguna parte de mi ser, eso me hace un mal actor. Recomiendo mucho el teatro como terapia. 


19. Casto:
He vivido la castidad la mayor parte de mi vida. Mi infancia estuvo ausente de cualquier idea sexual (nunca fui abusado) y en mi adolescencia no empecé como las otras personas en la sexualidad (aunque inicie mi auto-erotismo a los 15 años). Di mi primer beso a una edad tardíamente avergonzante y por consiguiente mi primera relación sexual también. Luego de esa primera experiencia volví a la abstinencia por largo tiempo. No porque no me gustara el sexo sino porque se me ha dificultado tener pareja. Sí, existe la plenitud en la abstinencia pero también se agota. Hay que follar con todo el ser (no sólo con el cuerpo) o mejor no hacerlo.


18. Profe:
Todos somos maestros de alguna forma u otra. Pero encontrarse en el rol directo de enseñar es otro cuento. Que le digan a uno Profe es una gran responsabilidad. Mediante Cinelibertad llegué a asumir naturalmente la enseñanza del cine porque es parte fundamental de nuestras misiones en la vida. Al poco tiempo de fundación hicimos unos talleres teórico-prácticos (varios talleristas al tiempo) en La Esperanza Chapinero, en los cuales reconocí la dificultad de trasmitir conocimientos pero también el gran interés de la mayoría de niños. Desde 2010 he trabajado haciendo talleres (los llamé tallercineconsciencia) ya como un profesor individual en colegios distritales de Bogotá, donde he aprendido muchísimo. He tenido que reconocer que es en realidad lo que sé y lo más difícil encontrar la manera de motivar el aprendizaje. Siempre he querido ser un amigo de mis estudiantes, no soy un ogro y me queda difícil regañar, soy un educador, no un domador, aunque a veces los jóvenes abusen de esta actitud, porque los han acostumbrado a los gritos. Creo que existe la intuición audiovisual, entonces mi propósito ha sido provocar el descubrimiento de esos conocimientos innatos en los estudiantes. Me falta mucho para ser un excelente maestro, pero esta vocación la volveré a vivir, para compartirme y luchar contra todo egoísmo. Dar es darse.


17. Cajero de flores:
No un cajero que las regale, sino uno que clasifica cajas llenas de flores provenientes de Colombia y Ecuador para Estados Unidos. Comparto esta experiencia porque me marcó. Nunca en mi vida había trabajado (entendiendo "trabajo" como labor dura y amarga para sobrevivir) y me tocó iniciarme de una manera extrema. Decidí irme por enamorado a ahogar penas y distraerlas a Miami, pero no me fui de verano sino a laborar. Mi amigo Miller me gestionó este trabajo antes de viajar. A los dos días de mi llegada comencé. Imagina una nevera del tamaño de una bodega, cientos de cajas llegando todo el tiempo y varios hombres latinoamericanos recibiéndolas, seleccionándolas, refrigerándolas y luego poniéndolas en camiones. Calor intenso afuera, frío intenso adentro. Esfuerzo físico, atención, resistencia... por 8 dólares la hora. Una madrugada absurda y un viaje de casi dos horas en varios buses durante mes y medio. Fue un reto enorme que asumí adulta y responsablemente. Vi pocas flores.


16. Enamorado:
El concepto de amor de pareja con el que he crecido me enferma. Detesto estar enamorado porque no lo vivo bien. He sido víctima de mi mismo en este sentido (y a veces victimario de mis amadas), mitad voluntariamente, mitad sin quererlo. Tengo una fijación por los amores no recíprocos que me lleva a pasiones profundas muy puras pero dolorosamente platónicas y exageradamente obsesivas y duraderas (la primera vez duré 4 años en desamor). Sentirse vivo en el rechazo, insatisfacción romántica, bovarismo, tristeza, idealismo irreal. A pesar de todo en estas emociones existe una belleza enorme e intensa. Sigo luchando por mi plenitud explorando mi creatividad y entregándome a la realidad. El verdadero amor sana.


15. Psicoactivista:
No podemos tapar el sol con un dedo. Los psicoactivos son parte fundamental de la humanidad. Desde tiempos ancestrales las personas han usado sustancias para dislocar su mente, cuerpo y alma. Son parte de una búsqueda sagrada. Se han satanizado por miedo a esa fuente inmensa que se abre, el acceso a la inconsciencia y a la locura y quedarse allí. Las cosas se han puesto negras respecto a las drogas por convenios extraños de la sociedad. Todos lo sabemos y lo aceptamos sin preguntar: las drogas alcohólicas son una de las bases de la economía, el cigarrillo es tremendo negocio. Sólo una muestra de la conveniencia de la ley. Pocas otras sustancias son legales (café, bebidas energizantes, medicamentos), las demás son tratadas con desconfianza y con obsesión, pero son también un rentable pero sucio negocio. Las sustancias psicoactivas naturales por ejemplo, pueden ser parte de rituales iniciáticos, de encuentros personales importantes, ¿por qué tratarlas como si fueran lo mismo que heroína inyectada? Creo que hay que ser transparente y por eso vuelvo a salir del closet de las drogas: No me avergüenzo pero tampoco me siento orgulloso de haber probado varias sustancias prohibidas y de usar ocasionalmente alcohol y marihuana. Jamás usaré cocaina, pegamento, heroina, crack ni basuco ni otras drogas fuertes y mortales. Tranquilos, no me controlan, puedo vivir plenamente sin ellas, jamás olvido que intensificándola también acortan la existencia.


14. Melómano:
Hasta ahora estoy aprendiendo a vivir en silencio, pero por muchos años en mi casa siempre hay música retumbando cuando estoy. Mi corazón palpita, vibra en mi el ritmo. Mis gustos musicales son amplios, aunque tengo una tendencia por encantarme de distorsiones y ruidos electrónicos raros. Soy un melómano sensorial, no intelectual por lo que no soy exigente con las líricas, puedo enamorarme de una canción por sus sonidos únicamente. También puedo detestar profundamente algunas músicas, casi siempre por el contexto en que surgen, expresan machismos, consumismos, cursilerias, mamertismos, violencias, odios, vulgaridades... Pero me he vuelto mejor tolerante, ya no maldigo al mundo cuando en un bus me obligan a escuchar vallenato. Ya no soy tan fan, pero he tenido momentos de admiración profunda por Radiohead, Sonic Youth, The Doors, Pixies, Joy Division, Nine Inch Nails, Soda Stereo, Pink Floyd... Como se puede notar tengo gustos muy populares, ayúdame a conocer más música haciendo listas de reproducción en NOfm. La vida sería un error sin música, vivan los músicos!


13. Hijo:
La voluntad del universo conspiró durante millones de milenios para crear el sistema solar, luego hacer vida en la tierra, luego evolucionar las especies hasta que existieron los humanos, mucho tiempo después creo a mis antepasados, tatarabuelos, bisabuelos, abuelos y por último a Esperanza Rangel y a Gilberto Pico, los puentes amorosos finales de mi existir. Toda la evolución logró engendrarme, soy hijo cósmico. Mis padres biológicos me han dado todo, amor y más amor, educación, estabilidad material, sus dones y trampas genéticas y culturales, y todo esto es sagrado, parte del avance a la Conciencia. Soy un hijo privilegiado, que ha recibido tanto y dado tan poco que me siento en deuda. Quiero ser cada día más agradecido (en acciones) con mi padres, abuelos, bisab... humanos, planeta, universo, esencia... 


12. Preartista:
Mi abuelo materno Leopoldo y su familia eran músicos... Recuerdo cuando me convencí: "usted no quiere ser ingeniero, a usted intensamente le gusta el cine, su camino es el arte". Esa decisión la tomé hace increíbles 8 años, teniendo la fortuna de ser patrocinado por mis padres. Con el cine aprendí a amar a todas las artes, a respetarlas y tenerles toda la fe (aunque va y viene). Me he dedicado a ser admirador de obras artísticas y a experimentar buscando mi camino auténtico de expresión. Ya lo estoy vislumbrando, aunque no sepa bien cual es mi talento. Soy sólo potencial. No me puedo llamar artista porque no tengo obra pero la crearé. Quiero ser artista polivalente, es más, quiero hacer de mi vida arte, ser poesía viva. Pero antes de ser gran artista seré un gran ser humano.


11. Monstruo:
Me refiero al momento en que se me desconecta la consciencia, debido al exceso de sustancias. Siempre alcohol. Tengo un punto de ebriedad donde desaparece la mayoría de mi y aparece un ser pulsional casi irreconocible. No se cuan monstruoso, porque la verdad no me he visto. He perdido la memoria de esos momentos de yo-sin-mi. Se por lo que me dicen, que me convierto en total irreverencia y/o total deseo y/o total exceso de libertad y/o total ira. Imaginen una olla a presión en una bóveda de seguridad. Lo tranquilizante es que la mayoría del daño que produzco me lo hago a mi mismo. Amigo es aquel que me conoce totalmente y sigue siendo mi amigo: si te lastimé, te ofendí o te hice pasar un momento de miedo o vergüenza, compréndeme y discúlpame, procuraré jamás volver a hacerlo. 


10. Proyeccionista:
En la universidad me integré al cineclub El Visor (dirigido por el gran pensador del cine Ricardo Méndez) motivado por fomentar la mirada crítica de obras audiovisuales en la facultad de artes (paradójicamente la mayoría de estudiantes de cine que no son cinéfilos). Ayudaba a programar, conseguir y proyectar muchas películas, así como a escribir artículos para el boletín semanal. Gracias a este trabajo me ofrecieron hacer pasantías con El Espejo. Así conocí a mi padrino-amigo Felipe Moreno con quien he trabajado desde 2005 como productor y proyeccionista del festival El Espejo. En septiembre de 2007 con su ayuda y la de otros amigos llevamos la proyección del cine a otro estado poético: "la calle" y así nació Cinelibertad. Desde ese año hemos trabajado con mucho amor (entre otras labores) proyectando cine allá donde llegue la imaginación y nuestros aparatos... Proyeccionista no es sólo aquel que técnicamente pone las películas, sino que además las conoceprograma y busca provocar la admiración reflexiva del espectador. 


9. Hermano:
Tenía 5 años cuando nació mi hermanita Paola Andrea. La importancia de esta mujer en mi vida no hay que explicarla. Tuve la alegría de vivir mi infancia con ella (Pao es mi memoria infantil) y la fortuna de seguir compartiendo el hogar con ella hasta hoy. ¿cuánto nos hemos influenciado? ¿cuántos rasgos tenemos en común?... También soy hermano de Sebastián, un ser bellísimo que vino a iluminar la vida y a cambiarla para bien. Hace 12 años nació y mi padre me lo presentó hace 4. También quisiera compartirme con él (hay que luchar contra las distancias). Además soy hermano adoptivo de varios amigos muy cercanos. Soy amor fraternal.


8. Amante:
Soy un ser humano completo, soy mamífero, soy células, soy fertilidad, soy creatividad, soy espíritu, soy cuerpo, soy deseo... Como tú, también tengo una enorme energía sexual-creativa. La estoy explorando, viviendo, disfrutando, aprendiendo. Dejo que fluya en mi a través de mi compañera (y viceversa), lo sagrado pero también lo mundano del placer sexual. El universo mueve mis pulsiones (y viceversa), vibro con su constante orgasmo. No fornicamos, nos comunicamos con libres, alegres y misteriosos actos poéticos-amorosos-eróticos. No hacemos el amor, el amor nos hace.


7. Skater:
En mi adolescencia tuve una corta pero intensa afición por el skateboarding. Este deporte estético me tentaba mucho en el colegio, pero fue hasta 1999 que tuve la oportunidad de sumergirme en él, gracias a la influencia de Fernando Santacruz (Kcho, skater de alma, creador de Natural Skateboards Co) y a que me encontraba en Estados Unidos y mi mamá pudo patrocinarme en ese momento (es un deporte de consumo, vale bastante una tabla y los tenis especiales). Pero he de confesar que nunca fui muy hábil, en realidad fue la forma de socializar y adaptarme al contexto inmigrante. Me volví un admirador de todo el movimiento skate de la época y tuve la oportunidad de conocer a varios skaters pros. Hoy en día el único truco que hago es ollie.


6. Teleadicto:
Poco después de haber nacido (11 meses de edad), mis padres me compraron un televisor (aparece en este video) y me volví en televidente (algo muy común en muchos humanos de mi generación). Recuerdo que de niño madrugaba los fines de semana para prender el televisor y ver estática esperando que empezará la programación del día. Prefería ver tele a salir a jugar al parque. Fui muy fiel a esta caja casi diabólica hasta que desperté poco tiempo después de estudiar cine (en 2003). Me di cuenta de su poder y de la manipulación de nuestra consciencia, de la distracción tan oscura que oprime y controla a la sociedad. La mayoría de lo programado es cáncer audiovisual. Me asustan las consecuencias de saber que un 70% del país se sintoniza diariamente antes de dormir, a recibir todo ese vomito televisivo de los canales del monopolio nacional. Paradójicamente creo en la televisión como un puente de Conciencia y quiero trabajar en canales transformadores. Confieso que el vicio de la tv lo cambié por el del pc, pero me siento más activo y responsable aquí. 


5. Mudo:
No he sido una persona muy elocuente. La mayoría de mi vida me he caracterizado por ser introvertido y tímido. En algunos contextos algunas personas jamás han escuchado mi voz. Soy mejor escuchando que hablando. He tenido dos momentos de enmudecimiento agudo, casi absoluto, debido a depresiones; semanas y meses de sencillamente no tener nada que decir y la sensación de que nada de lo que diga tiene importancia. En aquellos momentos diría fácilmente: toda palabra es una palabra de más. Hoy digo: las palabras son tesoros o trampas. Actualmente lucho por ser más sociable y conversador, tratando de sintonizar mejor mi cerebro y corazón con mi lengua. 


4. Estudiante:
Es la condición humana más digna. Aprender de la vida siempre. No me avergüenza mi ignorancia pero tampoco me enorgullece. Nunca sabremos suficiente, pero podemos intentarlo. Y no sólo conocimientos intelectuales, también ser estudiante del espíritu y la intuición. Formalmente he pasado la mayor parte de mi vida en instituciones educativas: preescolar en varios lugares, primaria en el Liceo Colombia, bachillerato en el Colegio Patria, ciclo básico de ingeniería en la Universidad Distrital, pregrado en realización de cine (en una institución que no represento, ni me representa). La educación es un derecho pero nos obligaron a vivirlo como negocio. A pesar de eso, jamás dejaré de ser estudiante. 


3. Bodeguero:
En 2006, cuando aventuraba en Miami, trabajé como Warehouse Manager, osea un almacenista. Skyway Cargo, es una empresa de Freight Forward, es decir se dedica a mandar y recibir carga entre Estados Unidos y latinoamérica, especialmente Brasil. Allí durante casi 6 meses, estuve recibiendo, pesando, inventariando y clasificando, ubicando, almacenando, cuidando y entregando una infinita cantidad de cajas y paquetes de diferentes contenidos (desde palos de golf, hasta equipos médicos). Me volví experto en manejar Forklift (montacargas). Alegres y agradecidos recuerdos de Miller Rosas y otros bellos humanos en aquella experiencia.


2. Durmiente:
Tengo un talento impresionante para dormir. Hoy me domina este placer. Levantarme se ha convertido en un desprendimiento, en una acción intensa de desapego. Aunque estoy lejos de despertar en los sueños y vivirlos útilmente. Mi goce viene de lo básico, de la pasividad extrema del dormir, de su afinidad a la nada, al no ser ni estar. No deja de ser una evasión. Como terapia voy a retomar mi premisa "30 días dominando mi tiempo", ya que sólo pude durar 3 días. Empiezo de cero.



1. Microescritor:
No sólo por mi reciente y constante costumbre de compartir frases en Twitter, sino porque mis cuadernos siempre estuvieron llenos de aforismos, versos y demás ideas cortas pero propias. He recopilado todos los microescritos entre 2008 y 2011 en un Cuaderno Digital. El texto más largo y propositivo que he escrito fue mi investigación El amor entre el cine y la palabra.




continuará...

:: :: :: :: :: :: Contacto
Casa virtual de Picóscar Rangel | 2017